17 de febrero de 2022

MARC MÁRQUEZ: “EL TÍTULO ES UNA DE LAS COSAS SOÑADAS Y ESTE AÑO PARTO CON ESA MENTALIDAD”

 

  • El piloto español, que hoy celebra su 29 cumpleaños, sueña con volver a ser campeón: “Quizás no es el mismo Marc que antes, pero un Marc diferente creo que lo puede lograr” 
  • “El momento álgido es cuando la moto es una parte más de tu cuerpo, es ahí donde empieza la magia”, asegura Márquez en esta entrevista exclusiva con Ernest Riveras en DAZN 
  • Los usuarios de la plataforma podrán disfrutar en exclusiva de una nueva temporada del campeonato del mundo de motociclismo, que comienza el primer fin de semana de marzo en Qatar

 

 MADRID, 17 de febrero de 2022 DAZN, la plataforma global líder de streaming de deporte, ofrece a todos los aficionados al motociclismo una entrevista con Marc Márquez, que este jueves cumple 29 años, y se sienta en exclusiva con Ernest Riveras para ofrecer sus sensaciones tras los test realizados en el circuito de Mandalika (Indonesia). El piloto español, que ha logrado ocho campeonatos del mundo en tres categorías diferentes (125cc, Moto2 y MotoGP), confía en que sea un gran año para él y sueña con volver a coronarse campeón: “Necesito sentir lo que sentí en las últimas carreras de 2021, empezando desde Austria, después del parón del verano. Sufría, pero estaba. Sé que ahora, hoy, en una carrera, no estoy preparado ni para luchar por la victoria ni incluso para el podio, pero un año es muy largo. Son 21 carreras, es muy largo y veremos. Pero el título es una de las cosas soñadas, importantes, y este año parto con esa mentalidad”.

 

Sin favorito claro 

Para volver a lo más alto, Márquez subraya la necesidad de sentirse a gusto sobre la moto: “Una cosa es ir rápido en moto, una cosa es hacer una vuelta, hacer una carrera buena… Pero el momento álgido es cuando la moto es una parte más de tu cuerpo, es ahí donde empieza la magia. El año pasado no lo sentí en ningún momento, pero poco a poco fui cogiéndolo. Es ahí donde vas más rápido, te cansas menos y sale todo. Quizá no es el mismo Marc que antes, pero un Marc diferente creo que lo puede lograr”.

El catalán también cree que se trata de un Mundial muy abierto, ya que hay muchos pilotos con capacidad de ganar el título: “No sé decir uno, de entrada diría Fabio (Quartararo) y Bagnaia, pero no me olvidaría de Rins, de Mir, de las dos Suzuki, de mi compañero de equipo Pol (Espargaró), que acabó bien el año y al final está en HRC y tiene que luchar por el título, las Aprilia con Aleix y Viñales, que tienen un gran equipo también… Hay muchos nombres, y después de cinco carreras se ve muy bien. Una temporada puede dar muchas vueltas”.

De cara al Mundial de este año, que comienza en Qatar el primer fin de semana de marzo, Márquez admite que la moto para este curso es muy diferente de las anteriores que ha pilotado, aunque espera adaptarse a ella: “Es una moto nueva, yo creo que es el cambio más grande que ha habido en Honda desde que empecé en 2013. Y esto también es un esfuerzo para mí, porque han hecho un cambio radical, porque cuando hay sequía de resultados hay cambios radicales, y ahora no la encuentro, de momento, como una moto ‘mía’. La moto en la que corríamos estaba un poco basada en Dani (Pedrosa), que es el que llevó esa moto. Luego se han ido haciendo cambios, han pasado muchos años. Era una moto muy pequeña, y como yo soy pequeñito, me iba bien. Ahora es una moto más grande”.

 

La caída y la búsqueda de refugio 

En este contenido, el ilerdense recuerda cómo fue la caída tras la que le fue diagnosticada diplopía: “Fue una caída con una moto de Enduro en un circuito de motocross que hay al lado de casa. En una curva a derechas, piqué de cabeza en el suelo y me levanté. Estaba ahí Josep García, el campeón del mundo de Enduro, que estábamos entrenando juntos y dije ‘me voy a casa, que tengo una reunión’. Me contestó ‘¿Pero estás bien de la caída?’ y le dije ‘sí, sí’. Cogí la moto, me fui a casa, me duché, y al cabo de tres horas, cuando estaba en esta reunión, empecé a decirme ‘aquí pasa algo’”.

Tal y como reconoce Márquez, las lesiones que ha sufrido en las últimas temporadas le han afectado en el aspecto psicológico: “Mentalmente agota, pero por ejemplo, con los dos hombros luego hubo recompensa, porque fue un invierno duro, pero acabando con título. Y eso te da la energía para afrontar todo el sufrimiento, y llega la recompensa. Con el brazo también ha llegado recompensa. Fue un año muy duro, pero al cabo de un año volví a ganar carreras”.

El piloto español asegura que tuvo que refugiarse en su círculo más cercano para aislarse de los comentarios externos: Necesitaba aislarme, estar con los míos y evadirme un poco de todo, porque esto te ayuda a no perder de vista el objetivo que tú quieres y a no dar vueltas a otras cosas innecesarias. No le apetece a uno leer que nunca más va a correr. Soy realista, sé que puede pasar, pero no me apetece leerlo y no entro para leer esas cosas”.